73. Alfons Mucha

Una de las recreaciones más bellas de la figura de Medea es la que realizó el artista Alfons Mucha en ocasión de la representación teatral de la obra clásica, a cargo de la genial actriz Sarah Bernhardt. Así que, de la mano de la hechicera más famosa de la Antigüedad, nos vamos hasta este artista.

Mucha


Alfons Mucha (1860-1939) fue un artista checo, conocido principalmente por su vinculación al mundo teatral y la ilustración artística. Se le considera uno de los máximos exponentes del Art Nouveau, movimiento artístico de la Europa de finales del s. XIX, caracterizado por sus formas orgánicas y vegetales y su vocación predominantemente decorativa, que dio lugar a un gran desarrollo de las artes decorativas.

Gismonda, Sarah Bernhardt
La mayoría de los artistas modernistas, vinculados a las distintas corrientes del Art Nouveau, diseñaron muebles, joyas, vestidos o carteles, extrapolando la estética del movimiento a las artes menores, más allá de la pintura o la escultura. En el caso de Mucha, fue muy importante su vinculación con el mundo del teatro, destacando su estrecha colaboración con Sarah Bernhardt. Su relación con la actriz comenzó varios años después de que Mucha se mudara a París, en 1887. El primer cartel que realizó fue el de la obra Gismonda, en 1895, representada en el Teatro de La RenaissanceDado el éxito del mismo, Sarah le ofreció un contrato de exclusividad durante seis años. Durante todo este periodo, Mucha la retrató en innumerables ocasiones caracterizada en sus distintos papeles. También colaboró en el diseño de las escenografías y los vestuarios del teatro. De esta forma, alcanzó gran fama como ilustrador.


En París, también realizó diversos encargos para revistas y anuncios publicitarios, así como diseño de joyas para una colección exclusiva para el joyero parisino Georges Fouquet. La mayoría de sus ilustraciones compartían un estilo muy característico, con bellas mujeres portando ornamentados vestidos, rodeadas de flores y elementos decorativos y con largos cabellos flotando al viento. Hoy en día, puede resultarnos un estilo recargado, pero es un testimonio muy característico de su época, con un bello uso del color y una precisión técnica del dibujo impresionante, que remarca el perfil de los cuerpos con una sutil línea negra.

Pero Mucha no se dedicó exclusivamente a la publicidad y el diseño. También llevó a cabo una impresionante obra pictórica. Pero eso os lo cuento la próxima semana.

Publicidad para el jabón Bagnolet, Alfons Mucha
Publicidad para el jabón Bagnolet, Alfons Mucha (foto: Wikipedia)



Comentarios

Entradas populares de este blog

56. ¿De dónde viene el nombre de los días de la semana?

63. El nacimiento de Venus de Botticelli

62. El nacimiento de Afrodita en Chipre